Hierbas

Ramson

El primer alimento de los osos que se despertó después de la hibernación es el ajo silvestre. De ahí el otro nombre de la planta: cebollas de oso (pero hay una más: ajo silvestre). Pero los beneficios de esta hierba fragante fueron apreciados no solo por los habitantes marrones de los bosques, sino que los jabalíes tampoco fueron reacios a disfrutar el ajo silvestre. A las vacas les gusta, pero de tal lujo, su leche adquiere un sabor a ajo. Y esto no es como una persona. Entonces las vacas tienen que prescindir de una planta favorita. Pero las personas no tienen que renunciar a los verdes fragantes de las cebollas de oso. Por el contrario, es importante no perderse la temporada de puerros salvajes y abastecerse de las vitaminas que contiene esta hierba.

¿Qué es el ajo silvestre?

Ramson pertenece a la misma familia botánica que la cebolla y el ajo: Allium. Pero a diferencia de sus parientes "cultivados", en lugar de desmalezar las camas, el arco del oso prefiere los claros del bosque. Las "plantaciones" más grandes de botánica de ajo silvestre se encuentran en los bosques húmedos de Asia, Europa occidental y central, en Siberia. Además, la planta ama las orillas de pantanos, arroyos, ríos.

Ramson es una de las primeras plantas perennes de primavera. Tan pronto como la nieve se derrite, las primeras hojas verdes del arco de un oso picotean en los claros. Por cierto, si alguien ve el ajo silvestre por primera vez, es probable que lo tome por un lirio de los valles. Las hojas de ambas plantas son muy similares. Sí, y las flores del arco del oso también son blancas y tan delicadas como las de los lirios del valle. Pero difieren en forma. La flor del arco de un oso se asemeja a un pequeño copo de nieve blanco, perdido entre la vegetación del bosque de mayo.

Los beneficios del ajo silvestre

Los científicos conocen las propiedades curativas de las plantas de la familia Allium desde hace mucho tiempo. Pero investigadores de Alemania no hace mucho tiempo descubrieron: resulta que las hojas de ajo silvestre contienen varias veces más manganeso, magnesio, hierro y azufre que en el miembro más famoso de la familia Allium: el ajo. Pero incluso con porciones extremadamente altas de azufre, el ajo silvestre tiene un olor más delicado que el ajo. Pero el azufre, como saben, es la causa del olor característico en los vegetales bulbosos. Pero en el ajo silvestre, el azufre se presenta en una forma especial en la que se une a una proteína. Y tal transformación química afecta el olor de la planta. Sin embargo, la ausencia de un olor picante no afecta en absoluto las propiedades beneficiosas del azufre. Gracias a este elemento químico, la cebolla de oso es una excelente herramienta para regular el colesterol en el torrente sanguíneo y prevenir muchos trastornos cardiológicos. El azufre contenido en la hierba mejora el flujo sanguíneo, previene la aparición de accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos. Además, este elemento tiene la capacidad de eliminar sales de metales pesados ​​y otras sustancias tóxicas del cuerpo.

Las hojas de ajo silvestre son una excelente fuente de volátiles, calcio, vitaminas C y A, manganeso, cobre, magnesio, hierro, yodo, boro, zinc y selenio. También en la composición de las hojas, los investigadores encontraron la sustancia adenosina, que es útil para regular la presión arterial y la frecuencia cardíaca. Además, el ajo silvestre contiene varios tipos de antioxidantes, y se sabe que protegen las células del cuerpo humano del daño causado por los radicales libres.

Como con la mayoría de los otros bulbos, el ajo silvestre contiene compuestos útiles conocidos como aliina y alicina. Afectan el proceso de coagulación de la sangre. Y para ser más precisos, evitan la coagulación sanguínea demasiado activa, evitando así la formación de coágulos sanguíneos en los vasos. El ajo silvestre también es útil como anticoagulante natural.

Esta hierba también es adecuada como fuente de fibra, aceites esenciales, ácidos orgánicos, proteínas y carbohidratos saludables. En cuanto al valor energético de la planta, entonces en 100 g de hierba no hay más de 35 kcal.

Beneficios para el cuerpo.

En la medicina popular, el ajo silvestre se conoce como una hierba que reduce la presión arterial alta, el colesterol y el azúcar en la sangre. Las cebollas de oso también se conocen como remedios herbales para la prevención de la aterosclerosis y el tratamiento de la taquicardia. Esta hierba es útil para mareos frecuentes e insomnio. Y nuestras bisabuelas creían que el ramson de ajo silvestre ayuda a limpiar la sangre.

También tiene efectos beneficiosos sobre el sistema respiratorio. Los herbolarios lo usan para tratar el asma, la bronquitis, el enfisema y la gripe.

Las sensaciones desagradables en el estómago y los intestinos también se pueden eliminar con la ayuda de este verde fragante. Es útil para diarrea, flatulencia, cólico intestinal. Una decocción de cebollas de oso también se usa para eliminar parásitos intestinales y en ausencia de apetito.

Algunos componentes contenidos en la planta tienen efectos antiinflamatorios y analgésicos. Debido a esto, el ajo silvestre se considera beneficioso para las personas con artritis reumatoide.

El ajo silvestre es útil para mejorar la circulación sanguínea, tratar la escrófula, el eccema y el herpes. El jugo de esta planta mejora la memoria y activa el cerebro, activando el flujo de sangre hacia él.

Esta hierba tiene propiedades bactericidas pronunciadas y puede servir como defensa efectiva en medio de una epidemia de enfermedades virales. Si mastica las hierbas de ajo silvestre durante un par de minutos, puede deshacerse de los microbios dañinos en la cavidad oral, lo que significa que puede protegerse de las enfermedades transmitidas por las gotitas en el aire. Y las ricas reservas de vitamina C lo hacen útil para fortalecer la inmunidad y prevenir el escorbuto.

Pero el jugo de hojas frescas, si se aplica externamente, puede ser útil para los líquenes, así como para aliviar las verrugas.

No menos útil e infusiones de alcohol de ajo silvestre. Se preparan, por regla general, a partir de una parte de la hierba y 4 partes de vodka. Tal medicamento se puede usar para frotar las articulaciones afectadas por el reumatismo, con radiculitis y neuralgia. La misma herramienta es útil para enterrar en los oídos con otitis media purulenta o tomar 30-40 gotas por vía oral para fortalecer el sistema inmunológico.

Uso en medicina

Ramson tiene muchas propiedades útiles. Con mayor frecuencia en fitoterapia, esta hierba se conoce como una planta con las siguientes propiedades:

  • anti-asma
  • antihelmíntico;
  • antiespasmódico;
  • antiséptico
  • colerético
  • maquiladoras;
  • expectorante
  • diurético
  • antibacteriano
  • antifúngico
  • hipotenso
  • antipirético

Además, esta hierba se usa para aliviar la inflamación y la irritación locales, contra el dolor en el estómago y como un medio para estimular la secreción de jugo gástrico. Esta planta es útil para los trastornos de la glándula tiroides y los trastornos metabólicos.

Receta popular para la hipertensión

Para el tratamiento de la hipertensión en los viejos tiempos se usaba tintura de alcohol de ajo silvestre. Para esto, se tomaron hojas jóvenes y flores de hierba. Se lavaron, se colocaron en un recipiente de vidrio y se vertieron con vodka en una cantidad de 1: 5. Luego, el recipiente se colocó en un lugar oscuro durante 3 semanas. Para la cuarta semana, el medicamento estaba listo para usar. Los herbolarios de toda la vida aconsejaron tomar 20-25 gotas de tintura tres veces al día. Pero lo siguiente debe decirse sobre la efectividad de este medicamento. No pertenece a medicamentos con un efecto rápido, tomará al menos varios meses (a veces medio año) para obtener resultados reales de la terapia. Pero el efecto del tratamiento, dicen, durará mucho tiempo. La misma tintura puede ser útil para el tratamiento de la deficiencia de vitaminas, fatiga crónica y disbiosis.

Medios contra parásitos intestinales.

Para deshacerse de los gusanos redondos y otros parásitos intestinales, antes de cada comida es útil tomar una cucharada de tintura de ajo silvestre. Este medicamento se prepara a partir de hojas trituradas y bulbos empapados en vino blanco seco. Insista en remedio por 2 días.

Advertencias

Los amantes del ajo silvestre deben saber que, a pesar de la utilidad de esta hierba, existen contraindicaciones para su uso. Entonces, en pacientes con pancreatitis, colecistitis, procesos inflamatorios en los intestinos o el estómago, el ajo silvestre está contraindicado. No incluya esta hierba en el menú de personas con gastritis o úlcera péptica. Es mejor resistir a las mujeres embarazadas y madres lactantes del ajo silvestre. Una infusión concentrada de hierbas está prohibida en la epilepsia y algunas enfermedades del sistema cardíaco.

Pero incluso las personas más sanas no deben abusar del ajo silvestre. Los nutricionistas aconsejan comer no más de 20 hojas de hierba por día.

¿Para qué más es útil el ajo silvestre?

Sería útil tener algunos arbustos de ajo silvestre en su propio jardín. En primer lugar, cada primavera tendrás tu propio claro con hierbas extremadamente saludables y sabrosas. En segundo lugar, la presencia de ajo silvestre en el jardín o en el jardín ahuyenta las plagas de insectos y los lunares.

Cómo recolectar y almacenar

Hay muchas plantas que se parecen mucho al puerro salvaje. Y si, cuando recoges un arco de oso para comer, lo mezclas con un lirio de los valles, debo decir que esta no es la mayor tragedia. Será peor si, en lugar de ajo silvestre, una de las hierbas venenosas se pone sobre la mesa, cuyas hojas también son muy similares al ajo silvestre. La forma más fácil de asegurarse de que está recolectando la planta exacta es frotar la hoja entre los dedos. Después de tales manipulaciones, el ajo silvestre emitirá su aroma característico de ajo; otras plantas no lo tendrán.

Para las necesidades culinarias, por regla general, solo se usan hojas jóvenes de ajo silvestre, antes de que la planta florezca. Al mismo tiempo, también se cosechan bulbos de hierba. Las hojas viejas, muy densas o lentas no son adecuadas para comer, ya que casi no contienen sustancias útiles.

Uso en cocina

El ajo silvestre aparece cuando ni siquiera hay los primeros vegetales (las frutas del invernadero no cuentan). Por lo tanto, los verdes de ajo silvestre son apreciados no solo por los osos, hambrientos después de un sueño invernal, sino también por personas que, durante los meses de invierno, también lograron realmente extrañar las verduras frescas. Y estas verduras, que recuerdan el "híbrido" de las cebollas verdes y el ajo, sirven como una excelente adición al menú de primavera.

Todas las partes de la planta son aptas para la alimentación: hojas, tallos y bulbos. El ajo silvestre es una excelente fuente de minerales y vitaminas saludables. Y en las condiciones de deficiencia de vitaminas de primavera, puede considerarse el alimento más útil para fortalecer la inmunidad.

Las hojas frescas son buenas para agregar a ensaladas, sándwiches, sopas, platos de verduras, de los que preparan rellenos para pasteles. Las hierbas frescas combinan bien con los huevos, el pescado y la carne, ya que la vitamina C en la hierba ayuda a absorber el hierro.

La receta de una de las ensaladas más simples sugiere mezclar huevos de gallina hervidos y picados con ajo silvestre picado. Agregue especias, eneldo y sazone con mayonesa o crema agria. Las cebollas de oso también son adecuadas como guarnición. Primero, debe hervirse ligeramente y luego guisarse en mantequilla o crema. Si pica verduras frescas de ajo silvestre, eneldo, albahaca y piñones en una licuadora, y luego sazona la mezcla con especias y aceite de oliva, obtendrá un aderezo para pasta, una pasta para sándwiches o una base para carne o salsa de pescado.

Ajo silvestre: una de esas hierbas que no se recomienda secar, porque después de eso pierde muchas de sus propiedades beneficiosas. Pero la cebolla se puede congelar, encurtir, fermentar, salar. Para salar el ajo silvestre para el invierno, debe poner hojas de hierba limpias en un frasco, agregar eneldo, pimienta negra, granos de pimienta, cilantro, rábano picante, laurel y verter salmuera caliente sobre todo.

Las hojas frescas de ajo silvestre deben almacenarse en una bolsa de papel en el refrigerador antes de su uso, para que conserven su frescura y sustancias beneficiosas.

Solo en 1992 en Europa el ajo silvestre recibió el estatus oficial de planta medicinal. Pero, de hecho, no es el primer siglo que la humanidad conoce las propiedades beneficiosas de esta hierba, incluso los egipcios y los antiguos romanos la usaron para mejorar el funcionamiento del sistema digestivo, así como la protección contra la peste y el cólera. Hoy en día, las personas saben mucho más sobre el poder curativo del ajo silvestre, y cada vez más esta hierba aparece en nuestras mesas como alimento.

Mira el video: Lil Tecca - Ransom Dir. by @ColeBennett (Noviembre 2019).

Loading...